Por su parte, la patronal del sector de VTCs, Unauto, ha criticado las acusaciones de “intrusismo” y “competencia desleal” que vierten estas asociaciones del taxi y recalcan que los servicios que prestan se operan con licencias otorgadas por las comunidades autónomas y su funcionamiento está totalmente reglamentado y considerado, igual que el taxi, como Servicio al Público por la regulación.

“Consideramos que estas campañas de descrédito y desinformación impulsadas por ciertos grupos de taxistas solo responden a la voluntad de mantener el dominio del mercado del transporte de pasajeros”, añaden en un comunicado.

Unauto recuerda además que los servicios son precontratados a través de un medio telemático, tal y como está reconocido por el Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre. “Es el cliente el que entra en contacto con el conductor para solicitar un viaje mientras éste está circulando o estacionado y nunca al revés”, enfatiza.

Por ello, entiende que las acusaciones de “ilegalidad” o “mala praxis” en lo relativo a la captación solo buscan promover la “confusión y dificultar” la operativa de las VTCs para mantener lo que hasta ahora ha sido prácticamente un monopolio.

Por otro lado, la Asociación Gremial de Autotaxi de Madrid llamaba a los taxistas madrileños a celebrar una “huelga de celo” y realizar carreras “gratis” para los usuarios. Esta asociación se opone a la huelga convocada por las otras plataformas y planteaba una movilización alternativa./El Mundo.[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]