17/06/2016 Publicado La Gaceta del taxi

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha denunciado en tan solo una semana a 2.283 conductores por conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas. De esa cifra, 667 dieron positivo en el test antidroga y 1.616 en el de alcoholemia. Durante la semana comprendida entre el 6 y el 12 de junio, la Dirección General de Tráfico puso en marcha una campaña que tenía como principal objetivo apartar de las carreteras a los conductores que realizan este tipo de prácticas tan nocivas y peligrosas para el resto de conductores. Por tanto, si se tienen en cuenta los escasos días de la campaña, el resultado es que, cada día, son detectados por los agentes más de 300 personas que conducen bajo los efectos del alcohol y de las drogas. En relación con las drogas, la DGT realizó durante esta campaña hasta 1,872 pruebas de detección a conductores que presentaban algún síntoma o habían cometido alguna infracción. De esos 1.872 conductores analizados, 667 dieron positivo, lo que se traduce en un preocupante 36% sobre el total. Con respecto al alcohol, la Guardia Civil llevó a cabo 143.764 pruebas de control, de las que 1.616 resultaron positivas. 255 conductores de los que dieron positivo superaron la tasa de 0,60mg/l en aire respirado, por lo que se les trasladó ante la autoridad judicial. Y yo hago también una reflexión como profesional del volante, a todas las autoridades tanto guardia civil como policía local que son los que hacen los controles, tienen que hacer controles a todos en general, también a ustedes los policías, tiene que ser la ley igual para todos, no conozco ningún caso que se le haya quitado el carnet o quitado puntos de su carnet a los policías.