La Comisión Europea  se ha pronunciado  ayer  martes  sobre la naturaleza  jurídica de Uber, que era lo que se dirimía en la vista oral iniciada en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo, admitiendo que  su  actividad no se limita a servicios propios de  una sociedad  de  la  información  sino  que  también  se trata de una actividad de transporte. En el juicio, que enfrenta a la Asociación Élite Taxi Barcelona y a Huber System  Spain,  Bruselas  que  es  como  se  conoce informativamente  a  la  Comisión­  se  pronunció  sobre  esa naturaleza  jurídica y  defendió  que  la  actividad  en  España  de Uber no se limita a ofrecer un servicio para poner en contacto a los  conductores  con  los  clientes  mediante  una  plataforma digital,  sino  que  es  una  actividad  de  transporte  propiamente dicha. Eso es precisamente los que demandaban los taxistas  y para  lo  que  reclaman  la  utilización  de  autorizaciones administrativas. “Nuestra  opinión  es  que  los  servicios  de  Uber  en  España  no constituyen  un  servicio  exclusivamente  de  sociedad  de  la información”, aseguró Lucía Caudet,  portavoz  de  la  Comisión Europea en temas de Industria y Mercado Interior. Tras la vista iniciada ayer  sobre esta cuestión prejudicial que fue elevada  hace  año  y  medio  por  el  Juzgado  de  lo  Mercantil número  3 de  Barcelona,  el  abogado  general  designado  para esta  causa  en  Luxemburgo  presentará  sus  conclusiones preliminares  el  próximo  6  de  abril  de  2017.  La  sentencia  está previsto  que  se  conozca  entre  tres y  seis  meses  después  de ese dictamen. Además,  desde  la  Comisión  Europea  también  se  ha  querido recordar  que  Uber  no  es  “el  único  actor”  afectado  en  este asunto puesto que existen empresas de economía colaborativa menos conocidas y que operan tanto en el sector del transporte como en el de hostelería. Élite  Taxi  Barcelona  ha  calificado  a  través  de  un  comunicado como  “muy  positivo”  el  desarrollo  de  la  vista  para  todos  los taxistas  de  Europa,  y  ha  valorado  la  posición  de  países miembros como España, Irlanda, Francia y la propia Comisión al mostrarse “tajantes en la definición de lo que es Uber.