diarioPe…tras la pista de un taxi driver

Era de madrugada recojo a un señor por la zona de copas del Lugo, (en plan fino)  más conocido por la zona de mujeres de contactos, según entró,  son de estos clientes que son unos amargaillos de la vida, que van jodiendo a todos.as las que encuentra por el camino: se ven venir una vez lo oyes hablar, me refiero molestando y mal interpretando cualquier cosa de la gente. Me tocó a mí y haber como se aguanta el temporal, la carrera era hacia la zona de la Paterna, voy casi toda la carrera súper mosqueado, el  cliente no para de decir tonterías y ahora  me toca a mí…que si yo tal, que si los taxistas son estos son lo otro, incluso a veces rozaba el límite de faltar el respeto…que no le pegué un buen leñazo no sé ni por qué, faltó muy poco. Son de esta gente mala que van por la vida sin rumbo y tarde o temprano aparecerán tirado por cualquier sitio por una buena paliza. No soy partidario de este tipo de cosas, pero a veces crees que es justificable cuando son personas así que son malas cuando beben alcohol. Pues sigue que te sigue, una de las veces que si nosotros los taxistas somos unos sinvergüenzas, que si  vamos a robarle, etc.etc. No sé como aguanté tanto, era para darle par de cobotazos y bajarlo del taxi. Así que aguanté el temporal de las tonterías que decía dicho personaje y casi llegando por la zona de La Paterna, ya me puse un poco duro y ni esperé que me dijera porque zona de La Paterna era, según empiezo a entrar a la zona, paro el taxi bruscamente y le digo, venga bajase aquí… casi ni me paga, le tuve que decir o me paga o me quedo con su bolso…me pagó a regañadientes. Ya me fuí para la cooperativa  de taxi, me dejó coger nervios y así no vale la pena trabajar porque a lo mejor la voy a pagar con otro cliente en el trato, soy una persona muy cordial y no me encontraba en condiciones de seguir. Pues ya llego a la cooperativa, echo gasoil, y dejo el taxi aparcado. Al próximo día me llama el dueño del taxi y me dice que hay una cartera en las alfombras traseras y que  seguro será de algún cliente que había llevado este día, le digo que me la guarde por ahí que cuando valla hacerle el relevo me la dé para llevársela al cliente. Y miren como es la vida que la cartera era de aquel personajillo de mierda, jajajajaja. Miro bien la dirección y me voy directo a su domicilio, toco la puerta y me sale una señora, le comento que se le quedó a un cliente de madrugada dicha cartera y que vengo a entregarla, pero a él personalmente, fíjense ustedes, ¡cuando me vió!, se le caía la cara de vergüenza de tantas tonterías que había dicho de madrugada. No se lo van a creer, pero le dije muy clarito delante de su mujer que era un sinvergüenza y que si no podía beber que lo dejara…y si los taxistas son como usted pensaba está muy equivocado porque le voy a devolver la cartera y encima con todo el dinero que tiene, (era mucho dinero), y le digo más, algún día va a tener un  serio problema, le dí la cartera a la mujer y me fuí tan a gusto de decirle dos o tres palabras. El personajillo agachó la cabeza, no sabía dónde meterse, al final esta clase de gente son unos pobres infelices.