diarioPe…tras la pista de un taxi driver

Eran las 12 y media de la noche, dejaba a una señora en el barrio de Escaleritas, luego me iba por el bingo Escala que me coge de paso para llegar a la cooperativa de taxi a terminar la jornada, y me para a la altura del bingo un chico de unos 30 a 35 años, llevaba una bolsa blanca en la mano derecha, se me sentó delante a mi lado, no saludó, solo dijo Pedro Infinito, voy para allá pero medio mosqueado… será que a veces el presentimiento no engaña. Ya casi llegando a calle Zaragoza con Pedro Infinito, me hace seña como que siga de frente: entonces casi terminando calle Zaragoza con el famoso barrio El buque guerra, me dice por aquí a secas, entonces abre a media la puerta, pone el pie derecho fuera y cuando pensaba que iba a poner el izquierdo también para salir y pagar, lo que hace es sacar muy rapidamente de la bolsa un puñal y me lo pone entre el cuello y el hombro, y me dice el monedero portamonedas, entonces le digo algo acojonado, chacho tengo 2 hijos toma un estuche que es donde pongo las monedas de euros, se quedó medio en blanco, y lo cogió pero antes preguntó por el monedero que usan los taxistas, le dije que no lo uso, y se fue rápido por una bocacalle, y yo rápidamente salí del taxi algo nervioso, fueron momentos bastantes desagradables, estaba un poco acojonado y nervioso, también el muchacho que me atracaba lo estaba, era la época de los monos a la droga y me da que estaba súper nervioso. Luego llamé emisora y le conté lo del atraco, a la media hora vino la policía armada, me hizo varias preguntas de cómo era el muchacho y demás. Me fuí ya para la cooperativa un poco con comedura de coco. Ya a los pocos días se te va quitando de la cabeza, pero estos días piensas un poco en no trabajar más en el taxi, pero también ya lo veo normal, pasa casi todos los días a muchos del gremio, va dentro de esta profesión.