Federación Profesional del Taxi celebra la aprobación de la norma que obliga a las VTCs a llevar un distintivo identificativo a partir de 2017. Una medida reivindicada por esta asociación desde el pasado mes de abril que, explican, facilitará el trabajo de identificación de los piratas. Sin embargo, el presidente de Federación, Julio Sanz, recuerda que “queda mucho por hacer en la lucha contra el intrusismo” y exige una “solución inmediata” a la impunidad con la que, asegura, trabajan algunos de estos vehículos de alquiler con conductor. Estos vehículos, señala Sanz, “no pueden circular en busca de clientes, ni propiciar la captación de servicios sin haber sido previamente contratados”, y a pesar de la prohibición expresa por la normativa vigente, lo siguen haciendo. También solicitan desde Federación mayor transparencia a la administración, y le pide que comunique el número de autorizaciones de VTCs pendientes de posible adjudicación que estén en procedimiento judicial y sean susceptibles de ser concedidas. Una información que, insiste el presidente de FPT, les ha sido vetada hasta el momento.