diarioPe…tras la pista de un taxi driver

Un trabajo que a veces es monótono que exige un alto grado de concentración; mucho estrés, tomar decisiones en segundos, un trabajo poco valorado y a veces te sientes aislado. Es muy agradable porque se mantiene contacto con la calle y pasajeros, tu mejor compañero es la radio. Los taxistas están más expuestos a las discusiones, al estrés, a los atracos que el trabajador medio. Trabajas solo, y por la noche es un poco más complicado, saben que llevas dinero en el taxi, a veces te ves obligado a tener que conducir por zonas aisladas y peligrosas, o tener que enfrentarse a clientes muy problemáticos que han bebido en exceso o han consumido drogas.

Muchas veces tienes que recurrir a tomar café, fumar cigarrillos, para poder hacer más llevativa la jornada laboral y aguantar a veces las horas de más que hacen muchos profesionales para poder llevarte un sueldo digno. Discusiones siempre habrán entre compañeros y transportistas en general, a veces por malas maniobras, por malos entendidos con los compañeros en saber quien tenía que cojer una carrera, también las hay con usuarios de la vía en general que no entienden que el trabajar de taxista a veces tienes que hacer malabarismo para poder comer.

Muchas veces te ves impotente con el policía local, te quiere machacar y no entra en razones, a veces tenemos que hacer algunas maniobras, como parar en paso de peatones, encima de la acera, o en una parada de guaguas, etc. etc., y todo esto para poder coger a un pasajero indispuesto, a una persona mayor, una persona con minusvalía, etc. etc. y no nos facilitan para nada el trabajo, al contrario te van a multar por simples tonterías, que ellos suelen hacer el doble que nosotros por el mero hecho de ser agentes de la autoridad.

Y no entiendo como un profesional del volante, como un taxista, un camionero, un guagüero, un repartidor, etc. etc., que dependa del carnet de conducir para poder trabajar, que los agentes de la policía local, de la guardia civil, te puedan quitar el carnet de conducir y te dejan sin trabajo, te desgracian la vida por dos cervezas en tu coche particular en un fin de semana familiar, ya solo no te quitan el carnet, te quitan tu trabajo, de que vamos a comer, estos señores agentes de la policía deben de tener esto muy en cuenta y saber diferenciar.

Debería de haber penas más comprensivas para la gente que dependa del carnet de conducir para poder trabajar. No es lo mismo quitarle el carnet a una persona que trabaja de albañil, funcionario, oficinista, etc. etc.  que a una persona que dependa del carnet para trabajar.