diarioPe…tras la pista de un taxi driver

Trabajando de taxista llevo algunos añitos ya, y de lo que si me he dado cuenta es que sin la radio en el coche no podría trabajar y sobre todo con la emisora Radio Marca. Es mi mejor amigo cuando trabajo, me quita completamente el estrés que produce el taxi, es mi relajación total. El otro día precisamente cogí un cliente, de estos clientes algo tontos que a veces te entran en el taxi y se creen que tenemos que hacer lo que ellos digan.

Todo empezó con una carrera que cogí en el Ayuntamiento. Entra en el taxi sin saludar, me dice, siga a este taxi que había delante a unos 20 metros, empiezo la marcha ya un poco mosca, son de estas personas antipáticas que tienes ganas de decirles bájese ya del taxi que no quiero problemas, pero como uno es un profesional y además tengo educación pues me aguanté en no decirle cualquier tontería para que se bajara. Intento seguir al taxi que me dice, pero delante hay varios coches, apenas puedo acercarme al taxi que me había dicho que siguiera, el cliente tan pesado, vuelve a repetirme siga al taxi, yo algo ya un poco descolocado, un poco estresado, le digo: oiga la carretera no está para nosotros solos, hay coches delante y semáforos, y a veces es difícil seguir y coincidir con el coche que quieres que sigas.

Le digo por qué coño no me dice a donde va ir y ya así nos quitamos este problema de seguimiento, que esto solo pasa en películas, esto es un trabajo, y por cierto muy respetable… pues saben lo que me dice,  vamos al restaurante Hermanos García al de la zona de Las Palmas, yo un poco mosca le digo, pues hubiera empezado por el principio así, me dice esta dirección y no hubiéramos tenido este problema de estar siguiendo a un taxi a donde va.

Ya por el camino y no preocupado en seguir al taxi que me decía, vamos más tranquilos haciendo el recorrido con normalidad y sin tonterías de perseguir a otro taxi. Ya casi llegando falta unos metros, me dice el cliente personajillo, que si la radio no me molesta, que si no me vuelve loco, yo digo dentro de mí, (esta es la mía, me lo pusiste a huevo), oiga señor la radio no me molesta para nada, al contrario, disfruto oyendo deportes, Juanarena, David Sanchez, Oscar Balayo, Paco García Caridad y compañía son unos monstruos de la comunicación y el entretenimiento, son mis héroes. Lo que me molesta son clientes como usted, tontos del bote, que coño se cree usted que tengo que aguantar sus tonterías, venga págame y no esté molestando al que trabaja, venga señor no sea usted un tonto del bote…