diarioPe…tras la pista de un taxi driver

Hay que ponerse las pilas ya de una vez por todas señores taxistas. Solo no es protestar, hay que adaptarse y actualizarse a las nuevas tecnologías, ya esto de trabajar cómodo y tener varios chofers, o dar la licencia al flotero de turno, para te traigan la galllina (la liquidación) se acabó, o se está acabando. Ahora toca ser más listos y aprovechar también las nuevas tecnologías para competir con uber, cabify, etc. etc. Señores esto está cambiando la forma de trabajar el taxi, ahora lo que hay que hacer es poner gente preparada en las cooperativas de taxi, gente con iniciativa, que lo que hay que hacer es utilizar también las aplicaciones a nuestro favor.

¿Porqué los taxis no pueden hacer los servicios que hace Uber, Cafity?, como compartir trayecto, ser más baratos, ofrecer una serie de comodidades. Si hay que cambiar el articulado del taxi se cambia, se lucha en el ayuntamiento, en el gobierno , donde toque luchar, pero tenemos que actuar ya, y dejar algunos muchos de ser taxistas mafiosos de romper Vtc, agredir a chofers de uber, cafity, etc. etc. “puntualizo que la mayoría de los taxistas son gente honrada, servicial, agradable, y muy buena gente”.

Ya hace años que parte de la mala imagen fue el intrusismo que se creó por los algunos muchos propietarios de taxi y por los floteros, que ponían a trabajar ilegalmente al amigo, al funcionario, al policía, al bombero, etc. etc. y esto ha sido muy difícil de quitar, yo diría que todavía existe intrusismo en algunos lugares.   .

Las vías de transporte están evolucionando en línea con las nuevas potencialidades que ofrece Internet. Cada vez son más los usuarios que optan por las nuevas formas de transporte, como el alquiler de vehículos con conductor como (Uber,Cafity), y escogen vía App una alternativa al taxi tradicional. Más de la mitad de estos usuarios del taxi tradicional afirma que su decisión viene motivada por una cuestión de precio.

¿Y dónde quedan los taxis? No es una novedad que buena parte de este colectivo de taxistas han visto en estas nuevas vías de movilidad una amenaza a un sector que hasta ahora operaba sin competidores, las principales ciudades españolas han sido escenario de múltiples protestas.

Aparte de las iniciativa de Uber, gafity, se incorporan más alternativas a la forma tradicional del taxi, cada una para las distintas modalidades de trayecto de los usuarios. Las nuevas vías de transporte como se afianza el carsharing (alquiler sin conductor) el modelo Blablacar que permite compartir viaje con otros usuarios y así dividir los gastos de gasolina, o el modelo Car2go en el que el conductor puede alquilar coche que está aparcado por ciertas zonas de la ciudad que puede localizar mediante app desde el móvil.