03/06/2016

El TTIP, un “expolio” de los servicios públicos El taxi no quiere el TTIP y ha sido contundente en su rechazo al Tratado Trasatlántico de Inversiones y Comercio en un acto celebrado hoy en Barcelona al que han acudido diputados y eurodiputados de Podemos. Denuncian la falta de transparencia de los gobiernos sobre esta cuestión y alertan del peligro de su puesta en marcha, que supondría un “expolio” de los servicios públicos. Representantes de Élite Barcelona, Élite Madrid y Fedetaxi han asistido a un acto público, “que debería repetirse en todas las ciudades”, para defender su trabajo, pero también el del resto de sectores que se verían afectados directa o indirectamente por la aprobación del TTIP. Un Tratado que supondría un ataque al poder legislativo donde las empresas, y no los gobiernos democráticamente elegidos, decidirían qué normas aprobar y cuáles no en función de sus propios intereses. Casos como Uber serían representativos de cómo funcionaría la economía y la sociedad de entrar en vigor el Tratado. Además, denuncian que proliferaría la precariedad laboral y que se acabaría con figuras como la del autonómo, que serían sustituidas por trabajadores explotados y sin apenas derechos. Por ello desde el sector del taxi han iniciado una campaña informativa, más de 500 taxis de Barcelona llevan información en sus vehículos sobre el TTIP, y en Madrid también se sumarán a una iniciativa que consideran fundamental para que la gente conozca lo que se está tratando en Europa.