El éxito está saliendo caro a Uber, la multinacional estadounidense que ha conmocionado al sector del taxi en medio mundo. Pone en contacto a usuarios y conductores particulares en medio mundo, registró pérdidas de explotación de al menos 1.270 millones de dólares (1.124 millones de euros) en el primer semestre de 2016, según informó el responsable de las finanzas de la compañía, Gautam Gupta. Durante el primer trimestre de 2016 su resultado bruto de explotación (Ebitda) arrojó 520 millones de dólares (460 millones de euros) en pérdidas mientras que en el segundo perdió más de 750 millones de dólares (664 millones de euros) según fuentes cercanas a la compañías y citadas por Bloonberg. Los costosos subsidios de Uber han sido la principal causa de estas pérdidas que fueron los recibidos por los conductores de la compañía. Las ayudas suponen un altísimo coste pero permite a la compañía mantener vivo el servicio que está matando al sector del taxi en las principales ciudades de Estados Unidos. Aplasta al sector del taxi a costa de pérdidas millonarias. A pesar de los números rojos, la facturación de la plataforma de servicios de transporte experimentó un crecimiento del 18%, desde los 960 millones de dólares (849 millones de euros) del primer trimestre hasta 1.100 millones de dólares (973 millones de euros) en el segundo trimestre. Uber registró un resultado de explotación negativo de al menos 2.000 millones de dólares (1.770 millones de euros) en el conjunto del ejercicio 2015 y en sus siete años de historia acumula pérdidas de unos 4.000 millones de dólares (3.540 millones de euros). Fuentes cercanas a la compañía explican que tiene previsto seguir aguantando pérdidas hasta minar al sector tradicional del taxi, momento en el cual podría reducir o incluso eliminar las ayudas a los conductores. /Economía Digita