“El nuevo modelo de taxi estará basado en que cada vehículo sea  llevado  por  un  autónomo  y  haya  una  licencia  por autónomo”.  Con  estas  palabras,  Carles  Domingo,  Director General de Movilidad de la Comunitat Valenciana, clarifica la línea  que  seguirá  la  nueva Ley  del  Taxi,  cuyo  anteproyecto espera ser aprobado antes de final de año. Según reconoció Domingo en declaraciones ofrecidas a Radio Valencia­Cadena  Ser,  el  proyecto  de  ley  del  taxi  pretende acabar  con  la  acumulación  de  licencias  por  parte  de  una persona  o  la  gestión  a  través  de  empresas. El  Consell  quiere aprobar antes de finalizar diciembre el anteproyecto para poder remitirlo a Les Corts. El Director de Movilidad confirmó que el proyecto fue consultado con las asaciaciones de profesionales representativas del sector con  la  principal  idea  por  parte  del  ejecutivo  de  que  los autónomos deben ser los dueños del taxi. Paralelamente  a  este  proceso  legislativo,  la  administración valenciana  está  ultimando  el  concurso  para  que  una  empresa lleve a cabo un estudio sobre el sector del taxi en la Comunitat. El presupuesto destinado para este estudio es de 65.000 euros y  en él  esperan  conocer  datos  suficientes  para  equilibrar  la oferta y la demanda.