NOTICIAS. Fecha de publicación: 31/07/2016

Los Mossos d’Esquadra han detenido a cuatro ladrones que se trasladaban en taxi por Barcelona y otros municipios de la costa con muchos turistas para asaltarles en la calle y arrancarles sus relojes de lujo. Hasta el momento el botín asciende a 11 relojes valorados en unos 130.000 euros. Según ha informado la policía catalana, los detenidos, que han quedado en libertad con cargos, aunque con la prohibición de salir de España, estaban liderados por el dueño de una empresa de taxis, que se ocupaba del alojamiento y les prestaba su flota de taxis para trasladar a los ladrones a las zonas donde cometían los asaltos. Los atracadores, de nacionalidad argentina, se lanzaban con violencia encima de las víctimas y les arrancaban el reloj. Tras cometer el asalto, huían en motocicleta. Estos mismos detenidos también están acusados de al menos dos asaltos más en Barcelona en agosto de 2015. Uno de ellos se produjo en una joyería, de donde se llevaron joyas por valor de 41.000 euros. El otro tuvo lugar uno días después en una entidad bancaria, de donde los ladrones huyeron con un botín de 2.000 euros en efectivo.