Era de madrugada iba por la zona del parque Santa Catalina. En esta zona del puerto había  mucho trabajo de noche, debido a los marineros, rusos, japoneses, coreanos, chinos, gallegos, etc.etc, que trabajaban en sector de la pesca. Entraba por la calle sagasta y me paran 4 marineros coreanos, iban un poco contentillos,  me empiezan a decir al muelle que querían ir, yo apenas les entendía, me recorrí todos los muelles del puerto y no daba con el barco, después de por lo menos hora y media dando vueltas para aquí para allá y no dar por donde atracaba el barco, ya estaba un poco desesperado, deseando que se bajaran del taxi, porque me era imposible dar con la dirección correcta. Pregunté a muchos guardianes de los barcos, a la policía portuaria, ninguno sabia donde decían ni se les entendía apenas. Ya me dije a mi mismo, lo mejor es acercarse al puesto de la guardia civil, y decirles que por favor me bajaran a dichos clientes del taxi, ya que se lo había dicho varias veces que se bajaran y como veía que no hacían caso pensé lo mejor era ir al puesto de la guardia civil y allí ellos podrían echarme una mano para le dijeran que se bajaran. Llego a dicho puesto y aparco el taxi a un lado enfrente mismo del puesto, me bajo del taxi y me dirijo a un agente de la guardia civil, lo saludo y le comento lo que me estaba pasando y por favor si me podían ayudar a que se bajaran del taxi, cuál fue mi sorpresa que me dice, no los hubiera subido, este no es mi problema me dijo, yo algo enfadado le digo, este es su trabajo, ustedes están para ayudar al ciudadano y más si está trabajando, bueno le dije par de cosas más y al final antes de subirme en el taxi le dije que no merecía llevar este uniforme, que usted está al servicio del ciudadano. En fin que me dirigí al taxi tan enfadado, que hasta hice bajar de inmediato a los marineros, me pagaron y se fueron  caminando por dentro del muelle. Ya una vez me subí en el taxi, seguía un poco enfadado, no entendía la postura de aquel guardia civil. A veces pienso que hay algunos agentes de la autoridad que no merecen estar en dicho cuerpo, no se puede generalizar nunca, y más en dicho cuerpo que hay muy buenos profesionales.