diarioPe…tras la pista de un taxi driver

“No me lo puedo creer”. Primero y con urgencias ya, se debería de exigirse una prueba sicológica obligatoria a todos los que quieran trabajar en un taxi, y sobre todo a muchos de  los que compran una licencia. No basta con tener dinero y comprar una licencia municipal, hay que mamarse el taxi en años, en experiencias trabajando…no solo un año trabajando, o con artimañas y ya se puede comprar una licencia de taxi. Aquí en Las Palmas capital esto es un retiro para muchos, es un relax después de estar muchos años trabajando en otro sector, es un cachondeo. Llegan nuevos propietarios con sus licencias recién compradas y a los pocos meses ya son los amos del sector del taxi, enseguida se meten en las cooperativas y se hacen con puestos muy influyentes, lo hacen así algunos muchos de los nuevos taxistas propietarios y juntos con los que habían ya en el sector, son los que hacen del taxi muchas veces que se tenga muy mala imagen. Ponen a trabajar a todos los que les dé la gana, muchos no tienen un saber estar (“educación y respeto”), porque para trabajar el taxi no basta con comprarte una licencia y pagar una barbaridad y tener el carnet. Ahora después de muchos años con la mala imagen que han puesto ellos mismos, dicen al taxista que no lleven chanclas, que tengan buen olor, que vallan bien vestidos, que no se hable de religión, ni de deportes, jajajajaja, esto es lo que leo estos últimos días en los diarios de noticias del taxi  (gaceta del taxi, infotaxi, la voz del taxi etc.etc. Y no me lo  puedo creer porque el verdadero taxista es honrado, limpio, educado, servicial en fin muy buena gente. Basta ya de tomarle el pelo a la gente, el intrusismo (la mala imagen) lo ponen ustedes poniendo a trabajar en el sector a cualquiera que no es profesional del taxi, y ahora dicen van a poner manual de de los taxistas para caer mejor, no se lo creen ni ustedes. Empiecen por los cimientos, es decir, ustedes los propietarios en no poner a trabajar en el taxi al amigo, al funcionario, al policía, al bombero, al albañil, al matadillo, etc.etc. Seguro que el que se mama un fleje hora trabajando en el taxi no suele ser mal taxista, al revés. Hagan un manual para ustedes los que fomentan el intrusismo, y verán cómo se acaba con todos los problemas en el taxi.