El futuro Reglamento del Taxi de la Comunidad de Madrid, actualmente en periodo de  alegaciones, pretende autorizar empresas  que  cuenten  con  vehículos de sustitución  para  el taxi. Aunque estos vehículos no estén afectos a licencia municipal de autotaxi concreta,  deberán  cumplir  todas  las  condiciones previstas en el Reglamento, si bien deberán estar inscritas en el registro que se cree para empresas titulares de taxis de sustitución. De esta manera, en el supuesto de accidente o avería del vehículo, el  titular podrá continuar prestando servicio, durante el tiempo que dure la reparación. La prestación de los servicios  por estos taxis de sustitución requerirá la autorización expresa en cada caso por el  correspondiente órgano del municipio y por el órgano competente en transporte interurbano. Para ello, los municipios deberán establecer mediante ordenanza los requisitos que haya de cumplirse para poder procederse a dicha  autorización. Tras la obtención de dicha  autorización, el órgano competente en transporte interurbano procederá a expedir la de su competencia. Menos requisitos para las mámparas. En el aspecto técnico, para la instalación de mámparas de seguridad ya no necesitará “la expresa autorización del órgano municipal competente” por lo que solo será mucho más sencillo colocar esta herramienta de seguridad. Además, se establece como obligatorio en todos los taxi de la Comunidad de Madrid que estos lleven taxímetros, así como un luminoso con el letrero taxi en el centro, impresora para la confección de tíquets y un terminal que permita a los usuarios el pago con tarjeta de crédito. Todos los taxis podrán ser de hasta 9 plazas y se ha modificado el procedimiento sancionador abreviado, que ha sido totalmente reformado.