diaroPe…tras la pista de un taxi driver

Al mediodía, había mucho sol, un día estupendo de verano, estoy en la parada de taxis del teatro. Llevo ya cerca de una hora y si no viene nadie, ahora mismo salgo de la parada… Pensando esto, y a los cinco minutos: se me sube una mujer, y me dice a Puerto Rico, la oí bien pero siempre que es un viaje así, le pregunto otra vez a donde, es costumbre ya. Es una carrera sobre 70 a 80 euros. A mitad de camino me dice que si puede fumar, le digo que sí, pero que abra la ventana para no tener tanto olor… también durante el trayecto, me dice que si puedo parar en una gasolinera próxima para comprar el periódico y revista, le digo que sí… ya llegando a Puerto Rico, me dice, pare un momentito que voy  a tirar las cenizas de mi esposo,¡ yo un poco sorprendido!, le digo que no hay problemas , que paramos cuando se pueda:  hago la parada muy próxima a la costa, (que por cierto tenemos muy  bonitas playas), inmediatamente sale la señora del taxi y con una especie de balón de color blanco, la abre y tira las cenizas por las aguas de la playa Agua la Perra, (ahora creo tiene otro nombre que le han puesto los explotadores y caciques de esta zona, que no entiendo el por qué pueden cambiar los nombres antiguos de nuestras playas y paisajes de nuestras islas).  Me dijo que me bajara porque iba a decir una oración por el difunto esposo, yo inmediatamente me bajé del taxi… y una vez terminada dicha oración y el arrojo de las cenizas, me dijo que ya podíamos regresar a Las Palmas de G.C.(la capital). Entonces le comento inmediatamente que me tenía que haber dicho que era un viaje de ida y vuelta, para ponerle el taxímetro de ida y vuelta… de todas maneras no hubo problema ninguno. (Le digo a la cliente lo de poner el taxímetro de ida y vuelta por si acaso algún listillo de taxista  en otro momento que vaya a coger un taxi le cobre el doble si no le dice nada), inmediatamente le desconté la vuelta. La señora por el camino me decía: que buen compañero había tenido y que fue y es súper feliz, el haber disfrutado en vida tantos momentos especiales y emocionantes con él. El estar con la cliente y acompañarla en estos momentos tan difícil y especial para ella, fue para mí una bonita carrera (recorrido).