Uber comenzó a probar autos autónomos con la intención de poner el proyecto en marcha en el 2017.

Uber, la línea de taxis más grande del mundo que no es dueña de ningún taxi, comenzó a probar los taxis autónomos con con sus propios carros pero sin chofer. La intención de convertirse en la línea de taxis más grande del mundo. Las pruebas comenzarán en septiembre en Pittsburg (desde hace meses viene haciéndolo) y lo que pretende la compañía es y, la mayor novedad, automóviles sin chofer. Lanzar una flota que pueda utilizar un sistema de mapas para atender a los clientes Para ello firmó un contrato con el fabricante de autos y la compañía espera comenzar esas pruebas ya con autos de esas marcas y un servicio propio, de modo que los usuarios podrán solicitar el servicio de un carro y puede que éste sea uno de los autónomos, casos en los que la carrera será gratuita. Volvo, con la intención de diseñar los modelos que servirán a la flota, gran parte de ellos equipos SUV (100 inicialmente). Aunque la intención es definitivamente eliminar a los conductores y que los autos sean totalmente autónomos. Uber dijo que serán sólo pruebas y que los autos estarán acompañados por un ser humano, por ahora, El proyecto de por lo menos en el mundo de los taxis, es Uber, con más de un millón de clientes que utilizan los miles de taxis afiliados a la compañía. Huber, también lo viene desarrollando Google, Ford, Tesla, entre otros, pero el único que hoy día tiene una estructura realmente importante, es que Uber no sólo está trabajando en el concepto del auto autónomo, sino también en una estrategia de emplear rápidamente a más taxistas, pero en este caso, incluso gente que no tenga su propio auto. Uber dejará de usar choferes en el futuro. La empresa comenzó hace tiempo a seleccionar conductores potenciales, sólo cobrando un poco más que una financiadora de vehículos, pues el chofer saldría de Uber con un carro propio y, lo mejor, sin pagar un solo dólar de inicial. A los que podrías ofrecerles, y además de un empleo de taxista, un teléfono móvil y un automóvil, sólo cobrando un poco más que una financiadora de vehículos, pues el chofer saldría de Uber con un carro propio y, lo mejor, sin pagar un solo dólar de inicial. Los proyectos van en paralelo, pero Uber realmente está transformando la industria del taxi y tal vez, termine por transformar la industria del empleo en ese sector y el financiamiento de vehículos a nivel mundial.