“La ley española de transporte es probablemente una de las más restrictivas de todo el mundo”; son palabras de Yuri Fernández, Manager de Uber en España, al explicar, durante la Convención del Motor organizada en el día de ayer por Ganvam, los problemas de la implantación de la compañía americana en nuestro país. En una mesa redonda sobre las nuevas formas de movilidad, donde estaban presentes representantes de Cabify, Car2Go, BlueMove y Uber, la falta de regulación en cuanto a la economía colaborativa y la legislación actual de transportes fueron dos de los principales temas a tratar. Mariano Silveyra, General Manager de Cabify en Madrid, también fue crítico con las excesivas restricciones que ofrece la legislación de transportes en España. Silveyra apuntó que Cabify sigue siendo “una startup que ofrece una alternativa de transporte inteligente y eficiente para que las personas se puedan mover por la ciudad”. Por su parte, el manager de Uber en España explicó que la compañia no nació con una gran ambición y que simplemente quería “mejorar algo que ya existía”. “Nos hemos dado cuenta que hemos transformado la manera en la que la gente se mueve por la ciudad”, indicó. Con respecto a si realmente Uber desempeña una labor o no de economía colaborativa, Fernandez quiso aclarar que, “por desgracia en España, no”. “Los ciudadanos están sufriendo la falta de regulación en este asunto. En España no somos una empresa colaborativa porque no existe una regulación sobre ello”. Sobre si los servicios que prestan Cabify y Uber en Madrid en la actualidad, ambos representantes coincidieron en que su servicio es 100% legal.