diaroPe…tras la pista de un taxi driver

Una madrugada de lo más corriente, o eso creía yo, eran las cuatro de la madrugada cuando empieza a sonarme el teléfono. Era un cliente que ya ni recordaba…me dice que vaya al hotel Fataga sobre las seis y media de la mañana, que va a ir para el sur de la isla y si quería llevarlo que iba con otro amigo más, inmediatamente le dije que si claro. Llego quince minutos antes, sobre las seis y cuarto y espero a que salgan. Cuál es mi sorpresa que sale con un amigo pero muy alto, ñooo (es una palabra canaria que significa algo así como decir vaya tío mas alto) dije en el primer momento, pero ni se dio cuenta de la palabra que dije: entraron los dos en el taxi, pero el chico alto tenía que ir detrás, pero todo cambado, iba casi con la cabeza por fuera de la ventanilla jajajajaja, necesitaba mínimo un taxi mucho más grande o un furgón taxi…pero si él estaba bien como iba, yo mucho más porque iba a cobrar una buena pasta por el trayecto. Durante el recorrido nos paran la guardia civil de tráfico y me pide toda la documentación del taxi y mis papeles personales…me dicen que me van a multar por llevar a un pasajero que casi lleva la cabeza por fuera de la ventanilla…les contesto que se encuentra algo mareado y que lo iba a llevar al servicio de urgencias del hospital más cercano, no les convencía mucho mi respuesta, por lo que deciden acompañarnos. Pues ya no me queda otro remedio que ir a urgencias jajajajaja: le comento a los clientes que tendremos que ir a urgencias y que el chico alto haga un poco como que está mareado que se encuentra mal, porque si no la broma me saldrá algo cara. Una vez en urgencias miran al chico, la guardia civil atenta a todo lo que pasaba por si acaso fuera mentira lo que les dije. El chico se portó súper bien e hizo todo lo necesario para que le miraran y le hicieran unas pruebas y así poder convencer a los policías. La multa era sobre unos quinientos euros y no está la economía para estos gastos imprevistos jajajajaja. Al final pudieron ver que el chico entraba en urgencias y se fueron tranquilos con el pensamiento del deber cumplido. Ya seguimos el trayecto y este día  que se presentaba tan bonito, casi no  lo es. El trayecto al terminar era sobre ochenta euros, les dije que no me dieran nada, y ellos insistieron, me dieron el dinero…les dije que yo me ahorré por lo menos quinientos euros de multa, me dijeron que esto no tenía nada que ver con mi trabajo. Yo pienso que a veces en el taxi vamos a trabajar y no cobramos, más bien pagamos por trabajar, a veces que si un atraco, que si una multa, que si no te paga el cliente,etc.etc, Lo que no entenderé nunca es como los policías tienen que estar para ayudarnos y la mayoría  solo están para jodernos el trabajo.