diarioPe…tras la pista de un taxi driver

Dando vueltas era  por la mañanita tempranito, iba por la Catedral, me manda a parar un cura, iba con una maleta grande, me bajo y la entro en el maletero, me dice inmediatamente, voy a Madrid  y necesito estar en el aeropuerto en 15 minutos, le contesto que no hay problemas,  es este tiempo el que se suele tardar en llegar.

Ya por el camino hay un poco caravana por lo que le comento que seguro tardaremos algo más. Ya íbamos a mitad de camino cuando me dice de pronto: señor taxista tengo que hacer mis necesidades y urgente ya, así que pare por donde pueda, inmediatamente paro en el arcén, estaba lleno de arbustos y palmeras, así que le dije…aquí es donde único puede bajarse, él me dice tan tranquilo, pues espere un rato, entra entremedio de los arbustos y se pega un buen rato.

Pasan por lo menos 15 minutos y vuelve de entremedio de los arbustos, y al llegar me comenta que seguramente ya hemos perdido el viaje, así que mejor dar la vuelta y regresar a la Catedral.

Inmediatamente doy la vuelta y ya casi llegando a la Catedral, me dice otra vez, que pare donde pueda que tiene que hacer sus necesidades, pues otra vez hago una parada pero esta vez entre containas de basura, era el único sitio donde parar.

El señor cura tan tranquilo, se baja rápidamente y entre los containas se echa una gran cagada,, jajajajaja. Se preguntarán por qué me rio, pero me hizo gracia en aquel momento, ¡y pensar!, un cura haciendo sus necesidades….menos mal que llevaba su sotana que usan para las misas y todavía estaba amaneciendo y así pudo disimular un poco la urgencia que estaba haciendo de entre los containas.

Yo estaba más rojo que él, ya a los pocos minutos entra en el taxi y me dice tan tranquilo, un discípulo de dios también a veces le pasa como a cualquier ser humano, jajajajaja. Pues si es verdad (me digo a mi mismo) y natural, que pase estas cosas  en el taxi, pero muy poquísimas veces suele pasar y que encima que le suceda a un cura, como que es más gracioso. Las urgencias no tienen distinción de personas, seas pobre, rico, empresario, cura, etc. etc., todos somos iguales ante la ley. jajajajajaja.