Taxista para no dormir, jajajaja. Una mujer me pidió un taxi , y me dice, siga este coche que va delante, intenté ir un poco alejado de él , me supuse que era para espiar a alguien, estuve par de horas dando vueltas con la clienta en el taxi , el coche que seguía se paró en frente de una pensión, la clienta del taxi me comentó que quería ver la cara del acompañante, al final salieron del coche después de estar un buen rato dentro de el, y resultó ser que la acompañante era una compañera de su trabajo, y el que conducía era su marido, ella me pagó y se fue llorando, ustedes podrán imaginarse la pobre mujer toda hecha polvo.