diarioPe…tras la pista de un taxi driver

¡Quien no ha llevado o traído a algún cliente de bingo!, todos los taxistas tenemos muchas anécdotas de la gente que va y viene del bingo en taxi. Suelen ser muy respetuosos y casi siempre van súper bien vestidos y arreglados. Es el bingo y hay que ir guapos para dejarnos la pasta, que seguramente será así, salir todos desplumados,  jajajajaja….y entre más dinero pierdan más serán asiduos clientes. No sé que tendrá el bingo que muchos de los que van se transforman una vez dentro  (están la mayoría todos serios y antipáticos). Les voy a contar una de las muchas carreras que da el bingo y sus alrededores. Hace años y de madrugada, son las cuatro y media de la madrugada y ahora mismo cierra el bingo. Es cuando estamos muchos taxistas esperando para cargar que seguramente será la última carrera de la jornada para los que trabajamos de noche y la primera para muchos que empiezan la jornada. Estaba uno de los últimos en la parada, hasta incluso pensé que a lo mejor no cargo…empezó a salir la gente a toda prisa, no sé por qué tienen mucha prisa cuando salen jajajajaja. Me quedé esperando unos minutos, ya habían cargado los taxis que estaban delante de mí y los que estaban detrás de mí se fueron todos vacíos, me quedé yo solo haber si salía algún cliente rezagado. Llevo ya cerca de quince minutos y empiezo a comerme la cabeza, me voy , espero un poco, que hago, saldrá alguien…ya pongo el taxi en marcha para irme en unos minutos y ya me dispongo a salir de la parada del bingo dirección a la cooperativa… pues me voy ya viendo que no se ve ni un alma por los alrededores camino a la cooperativa , ya casi llegando al Barranquillo para subir hacia la cooperativa, hay una pareja con una maletas en una esquina en dirección contraria a la mía. ¿Qué hago yo en este momento?, lo que creo que haría cualquier taxista, es dejarme ir un poco, y mirar para la pareja y decirle desde el taxi… ¡taxi, taxi!, se me quedan mirando y me hacen seña como que de la vuelta: inmediatamente doy vuelta allí mismo, está mal la maniobra, pero todos la haríamos, no vienen coches y se hace sin peligro ninguno con mucha precaución. Me pongo en la dirección de los clientes, cargo las maletas y me dicen para el aeropuerto, va se me quedó todo pensamiento súper relajado jajajajaja, y dije interiormente, costo un poco pero cante una línea del bingo, jajajajaja.