Eran las 11 de la mañana, estoy dando vueltas por toda la ciudad. Es sábado y es un día muy malo para el taxi, (la gente trabaja hasta el viernes, y el sábado por la mañana no suelen salir a la calle tan temprano). Al cabo de un rato, me levanta la mano una señora morenaza, que por cierto estaba muy bien. Me dice…. “a Guanárteme a la calle Habana”. Ya llegando al recorrido, me dice, señor taxista me puede venir a recoger sobre la una para ir al aeropuerto. Le dije que sí. Llega la hora y estoy en la dirección que me dijo, la señora sale al momento y metemos varias maletas y vamos rumbo al aeropuerto. Por el camino hay mucha charla por parte de ella, preguntaba mucho que si asalariado, que si propietario del taxi, notaba que le daba mucha importancia a este tema. Yo por aquel entonces era asalariado, pero viendo como pensaba, le dije era el propietario, también que tenía varios apartamentos en el sur, casa en el campo, en fin que estaba muy bien económicamente. Entonces me dice que quería un guía para que le enseñara la isla y si no le importaba que yo fuera, le dije que si para seguirle un poco la corriente. Al final del trayecto al aeropuerto, le dije que enseñarle la isla era sobre unos 120 a 150 euros de 8 a 10 horas, que no era el propietario y que no tenía propiedades. Imagínense… En solo unos minutos cambió de que quería ver la isla a que ya me avisaría,,, jajajaja.